Diagnóstico y Tratamiento de la Meningitis

La meningitis por meningococo puede sospecharse por los síntomas, pero se diagnostica con un procedimiento médico llamado Punción Lumbar, en la que se inserta una aguja especial dentro de la columna vertebral para extraer una muestra de líquido cefalorraquídeo, que rodea al cerebro y la médula espinal.

El tratamiento se enfoca a sostener las funciones vitales dañadas (circulación, respiración, función renal, cerebral), combatiendo su progresión con antibióticos tales como ampicilina, y si es resistente se usan las cefalosporinas. La duración mínima del tratamiento es de 10 días. Sin embargo, la evolución clínica y bacteriológica determinará el tiempo total de tratamiento.